MÁS DE 1.000 VEHÍCULOS FUERON DEVUELTOS EN COMUNAS TURÍSTICAS DE DIGUILLÍN

Solo el sábado en Pinto fueron devueltos cerca de 400 automóviles, y en Quillón sobre 260 considerando únicamente medio día de este domingo.

 

Un alto flujo vehicular se desplazó por la principales comunas turísticas de la Provincia de Diguillín, como lo son Quillón y Pinto específicamente, donde más de 1.000 automóviles fueron devueltos a sus lugares de origen solo durante el reciente sábado, hecho que destaca negativamente en el marco de las medidas de mitigación de riesgos de contagios por COVID-19.

 

El Gobernador de Diguillín Enrique Rivas, reiteró el llamado a la comunidad a generar conciencia de que estos desplazamientos aumentan el peligro de propagación del Coronavirus, y donde además resulta vital el apoyo de los controles sanitarios realizados por personal del Ejército de Chile, Carabineros de Chile y de la Municipalidades.

 

“Solicitamos no recurrir a las segundas viviendas, lo que está normado por la autoridad sanitaria y multado por la misma, así como también los desplazamientos de paseos a otros puntos de la provincia o región, que no son debidamente justificados. Nos llama tremendamente la atención que en Pinto solo el día sábado, fuesen más de 400 los vehículos devueltos en el control sanitario del sector de Chacay”, dijo el Gobernador.

 

“Hemos insistido en cuidar nuestra comuna y habitantes, es por eso que solicitamos a las autoridades regionales que para este fin de semana se instala un control sanitario en el Sector El Chacay (…) más de 400 vehículos fueron devueltos solo el día de ayer (sábado) en este control sanitario”, precisó el alcalde Manuel Guzmán, reiterando el mensaje a que las personas se queden en sus casas.

 

En Quillón en tanto, más de 500 vehículos fueron devueltos hasta las 14:00 horas de este domingo, tratando de acceder a la comuna por el día o rumbo a segundas viviendas, donde la mayoría de las fiscalizaciones se centraron en el Peaje Queime, y en el acceso de la Ruta N-48 viniendo desde Bulnes, así como la ruta que conecta con Cabrero.

 

“El aumento de visitantes ha sido progresivo, por lo que volvemos a hacer un llamado a las personas a que no visiten las zonas turísticas, porque nos preocupa y genera intranquilidad en la población local, dado que no sabemos desde dónde viene, sino que interactúan además a lugares donde la gente de Quillón asiste, como el comercio y farmacias. Ya tendremos oportunidad de volver a disfrutar y abrir nuestra comuna a los visitantes”, comentó el gabinete del Municipio quillonino, Roberto Venegas.

 

Paralelamente además, la Seremi de Salud Marta Bravo se desplegó en la precordillera pinteña, para fiscalizar la presencia de personas en segundas viviendas, mientras que a quienes viven y trabajan en la zona, Carabineros de la Tenencia de Las Trancas los llamó a manejar con precaución, dada la presencia de hielo y nieve en la zona.

Abrir chat