IND ENTREGA TATAMI PARA ENTRENAMIENTO EN CASA DE ITURRA Y NAVEA

Dos de los mejores taekwondistas a nivel nacional adaptaron sus rutinas de entrenamiento. El apoyo psicológico ha sido fundamental, aseguran.

 

La pandemia provocada por el Covid-19 ha obligado a muchos deportistas a adaptar sus rutinas de entrenamiento en casa, ya que no pueden realizar sesiones grupales en clubes o gimnasios. En este contexto, el IND decidió facilitar su Tatami para que Sebastián Navea y Dylan Iturra puedan entrenar en casa con rutinas que les permitan mantener un alto nivel de competencia.

 

Este implemento fue adquirido por el IND de Ñuble a través del programa Cer-Gore financiado por el Gobierno Regional.

 

“Ambos son deportistas que compiten al más alto nivel, y han debido adaptar sus rutinas en casa. Para eso les facilitamos nuestro tatami que cumple con todos los estándares de calidad y dimensiones oficiales. De esta forma podrán mantener un alto nivel cuando les toque volver a las competencias, sobre todo considerando que son deportistas que están enfrentando frecuentemente a los mejores del mundo”, explicó la Seremi del Deporte, Javiera Muñoz.

 

El taekwondista Navea, quien recientemente se ubicó entre los 12 mejores del mundo en su especialidad (Kyorugi, -63 kg), aseguró que “era una necesidad muy importante para mí y Dylan contar con este tatami, ya que estábamos ocupando uno muy antiguo. Por eso recurrimos al IND y ahora quedamos mucho más tranquilos porque podremos entrenar cómodos y prepararnos de la mejor forma para lo que venga, que esperamos sea en un futuro próximo”.

 

El Director (s) del IND Ñuble, Marcelo Zapata, agregó que “Recibimos el llamado de Dylan Iturra y Sebastián Navea para poder facilitarles el tatami. Así podrán seguir respetando las medidas sanitarias decretadas por la autoridad. El deporte también se ha debido adaptar a esta nueva realidad, y esto es un ejemplo de ello”.

 

Dylan Iturra también se verá beneficiado con el tatami, algo trascendental para este deportista de 18 años que hoy se perfila como uno de los taekwondistas con más proyección a nivel nacional.

“Esto nos viene como anillo al dedo, porque estaba entrenando en un tatami que no estaba en las mejores condiciones y necesitamos mantener el nivel”, concluye Iturra.

 

Adaptándose a la nueva realidad


“Fue muy fuerte para nosotros cuando comenzó la pandemia, ya que con Dylan llevábamos una rutina de entrenamientos intensa en el CAR (Centro de Alto Rendimiento en Santiago). Además, si bien el taekwondo es un deporte individual, se requiere de un compañero de entrenamiento para simular competencias. Entonces, nos costó bastante no poder entrenar como estábamos acostumbrados”.

 

Navea agrega que el apoyo psicológico ha sido fundamental en esta nueva etapa. “El apoyo de nuestros técnicos y del psicólogo Eliot (Brito), nos ayudó a concentrarnos en soluciones y no quedar entrampados en problemáticas. Este mismo tema del tatami tiene que ver con esas soluciones”.

 

Por su parte, Dylan Iturra explica que lo más complejo fue el comienzo de la pandemia. “Cuando comenzó estábamos muy aislados, ya que también tuvimos que cumplir cuarentenas estrictas por nuestros viajes realizados antes que comenzara la crisis. Pero ahora la mentalidad es seguir hacia adelante, con las mismas metas que teníamos antes de la pandemia”.

Abrir chat