CNR, DOH E INDAP AVANZAN EN PROYECTOS QUE BENEFICIAN A LOS BLANCOS DE DIGUILLIN

Más de 10 mil millones de pesos tienen proyectados diferentes servicios en obras de riego, programas de capacitación y asesorías para los Blancos de Diguillín, regantes de la zona de Bulnes y San Ignacio que quedaron fuera del proyecto Laja – Diguillín.

La Comisión Nacional de Riego (CNR), la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH) e INDAP están llevando adelante iniciativas que permitan dar respuesta a estos pequeños agricultores, además de incluirse en el Plan Ñuble recursos destinados a avanzar en soluciones de riego.

La CNR dispone de 700 millones de pesos para obras que se emplacen en el área de riego del canal Laja – Diguillín. La apertura del concurso es el próximo 18 de marzo y con el fin de facilitar el acceso de los Blancos al subsidio estatal, se modificaron sus bases ajustándola a la realidad de esos regantes.

En tanto, desde junio de 2019, el mismo servicio está ejecutando un programa de capacitación y fortalecimiento organizacional a nuevos usuarios del mismo canal. Se busca que el 80% de los nuevos regantes sean capacitados en alternativas productivas, además en uso y manejo de sistemas de riego.

Por su parte, la DOH se encuentra trabajando en un programa con el fin de entregar certificados de priorización de acciones de agua del Laja – Diguillín, esto para que puedan postular a concursos levantados por la CNR y el Gobierno Regional de Ñuble. En este proceso, se han abarcado 10 sistemas de canales, con lo que se pretende cubrir 1.174 de las hectáreas que no cuentan con suficientes derechos para riego, beneficiando a 170 agricultores y 3.057 hectáreas blancas que no cuentan con agua, beneficiando a 950 agricultores.

Asimismo, se encuentra a la espera de la Recomendación Satisfactoria por parte del Ministerio de Desarrollo Social y Familia, para llevar adelante un proyecto de un canal alimentador que tendría una inversión estimada de 10 mil millones de pesos.

En paralelo, hasta la fecha se han concretado tres proyectos de rehabilitación de canales de la mano de Indap que benefician a 165 pequeños agricultores e incorporan 485 hectáreas de riego en los sectores de El Faro de Bulnes y San Benito Otárola y Las Quilas de San Ignacio, con una inversión total de 141 millones de pesos.

Además, Indap presentó un proyecto al Gobierno Regional de Ñuble por más de 2 mil millones de pesos para financiar obras asociativas en riego en la Región de Ñuble que incorporará a los Blancos de Diguillín.

Abrir chat