INTERNOS DE LA CÁRCEL DE SAN CARLOS PRESENTAN PROYECTO DE RECICLAJE PENAL PIONERO EN ÑUBLE

Gendarmería ya aprobó la iniciativa que deberá ponerse en práctica en el corto plazo y que incluye el tratamiento de papeles blancos, cartones y botellas plásticas. El Gobernador Cristóbal Martínez brindó todo su apoyo para materializar el plan.

 

Un proyecto innovador e inédito en la Región de Ñuble es el que están llevando adelante dos internos del Centro de Detención Preventiva (CDP) de San Carlos. Se trata de una iniciativa ya aprobada por Gendarmería, con participación de los docentes de la Escuela Francisco Moya Clement del recinto penal y el apoyo de la Gobernación provincial de Punilla.

El proyecto ya fue presentado al alcaide del CDP, capital Agustín Gutiérrez, y están a la espera de poder comenzar a implementarlo, y por qué no, exportarlo a otras unidades penales, según revelan sus autores y la propia institución.

Orlando Martínez (32) y Víctor Cid (30), son los autores del Proyecto Social Reciclaje Reincertivo, quienes lo realizaron con la colaboración y asesoría del profesor de la Escuela Francisco Moya Clement, Roberto Caro.

“Ellos nos pusieron la inquietud del cambio climático y los efectos de la contaminación y con esa inquietud comenzamos a tomar la iniciativa de crear un plan ecológico que aporte un pequeño grano de arena a nuestra sociedad. La idea es reciclar nuestros desechos plásticos, botellas que ingresan durante visitas y papeles blancos en oficinas y en escuela, aparte cartón en productos comestibles para el penal”, cuenta Martínez, quien reveló que solo conoció sobre reciclaje al interior del penal sancarlino, por lo que tuvo que instruirse al respecto, durante, más o menos, cuatro meses.

Actualmente el proyecto está en fase de preparación para poder ejecutarlo en el corto plazo, mientras que la organización Voluntad Ñiquén, ya expresó su interés de ser los encargados de retirar sus desechos para su proceso de reciclaje.

“Uno se proyecta para replicarlo afuera. Es una oportunidad para uno”, dice Víctor Cid.

“El próximo año estaría recuperando mi libertad y porqué no seguir siendo parte de este proyecto”, añade Martínez.

En esta fase de preparación, explica Caro, ellos van a educar a la población penal, gendarmes y profesores, sobre reciclaje, y adelanta que están pensando en la posibilidad de presentar otro proyecto para el tratamiento de desechos orgánicos.

Apoyo transversal y reinserción

El proyecto también llamó la atención del Gobernador de la Provincia de Punilla, Cristóbal Martínez, quien manifestó su voluntad de apoyar la iniciativa y, tal como plantean quienes le dieron vida, que el CDP de San Carlos sea un pionero en esta materia.

“Este proyecto es muy interesante por varias razones. En primer lugar, sabemos que cualquier ayuda al medio ambiente debe ser apoyada, además que viene desde el interior de un recinto carcelario, por ende, también ayudará a la población penal en su proceso reinserción cuando estén en libertad. Uno no se puede restar de este tipo de acciones, así que cuentan con todo nuestro apoyo”, expone.

Según explica el Alcaide del CDP, una de las 16 cárceles de conducta del país, es decir, donde los internos cumplen menos a 10 años de condena, “el trabajo es uno de los pilares fundamentales en la reinserción. Por ende, les transmití que contamos con el apoyo de la institución (…) Si es pionero, va a servir como puntapié para otras unidades”, proyecta.

“Es bueno que las autoridades también vean algo nuevo dentro de la población penal, no solo sus trabajos tradicionales, como talabartería y madera y que, de paso, ayude al ecosistema”, agrega.

El director de la escuela, César Ortiz Gallegos, expone, en primer lugar, que su “lucha”, es por “una posibilidad de reinserción” de quienes están privados de libertad y añade que el ser este el primer proyecto de este tipo, tanto dentro del recinto, como de la región, “nos da un motivo de alegría (…) Es una buena manera de hacer un cambio de actitud, para cuando les llegue su período de libertad”.

Abrir chat