SEREMI DE SALUD PRESENTA GUÍA PARA EL CUIDADO DE LA SALUD MENTAL

A raíz de la situación de crisis social que vive el país, y con el objetivo de apoyar a la población para manejar las situaciones de salud mental a través de recursos personales, utilizando estrategias de autocuidado y apoyo para personas cercanas o familia, el Ministerio de Salud puso a disposición de la comunidad la Guía para el Cuidado de la Salud Mental, la que fue presentada por Marta Bravo, seremi de Salud, y Yeleni Ponce, encargada de Salud Mental de esa institución.

“La Guía permitirá a los padres y familias, por ejemplo, conocer factores protectores para niños, divididos según edades de 0 y 5 años, entre 6 y 10 años, adolescentes, entre otros, debido a que cada grupo de edad tiene menores a mayores requerimientos de apoyo”, precisó Bravo, agregando que en el caso de los niños es muy necesario darles afecto y trasmitirles seguridad, entregarles respuestas sencillas de lo sucedido, además de protegerlos de la exposición a imágenes o noticias con contenido violento.

Ponce complementó que la Guía para el Cuidado de la Salud Mental está disponible en la página web del Ministerio de Salud para descarga y consulta. “También recordamos que la plataforma Salud Responde tiene a disposición profesionales que pueden responder consultas referidas a salud mental, y pueden llamar a 6003607777”, agregó Ponce.

Bravo agregó que los acontecimientos registrados a partir del 18 de octubre, han tenido  efectos en la emocionalidad y comportamiento de muchas personas que a su vez pueden ocasionar problemas psicológicos como trastornos de ansiedad y del estado de ánimo, como depresión.

“Como cualquier crisis, supone una fuerte dosis de incertidumbre. De este modo, algunas personas pueden estar registrando sentimientos de inseguridad, confusión, miedo y angustia, entre otros”, afirmó.

En ese sentido, las reacciones y su nivel de intensidad dependerán de muchos factores, entre los que se encuentran la naturaleza o gravedad de los acontecimientos ocurridos o que estén ocurriendo. También experiencias previas de acontecimientos o hechos de su historia personal, que pueden implicar un riesgo de salud mental al revivir una situación traumática. Influye también el estado de salud general, el contar o no con apoyo de otras personas para enfrentar la situación.

Estos efectos en la emocionalidad y comportamiento pueden presentarse de forma leve, moderada o en algunos casos de manera intensa. Según datos de Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez de Ñuble, COMPIN, las licencias médicas por trastornos mentales se incrementaron en 12%, desde el lunes 21 de octubre 2019, al comparar  la misma cantidad de días de semanas anteriores.

La Guía para el Cuidado de la Salud Mental destaca algunas reacciones a los que se requiere colocar atención pero que pueden ser manejadas a través de estrategias de autocuidado y apoyos de cercanos:

No creer lo que está pasando.

Ansiedad, angustia y reacciones de pánico.

Miedo

Culpa

Rabia

Irritación u hostilidad

Tristeza o llanto fácil

Insomnio

Falta de apetito

Sensación de impotencia

Preocupación

Fatigabilidad

 

Algunas de las  reacciones esperables de mayor intensidad:

 

Estado de alerta constante e intranquilidad constante

Aumento significativo del consumo de alcohol u otras sustancias

Retraimiento familiar y/o social, o dificultades para comunicarse

Temblores

Cambios en el hábito intestinal, náuseas y vómitos

Dolores físicos recurrentes e invalidantes

Aumentos sin causa aparente de la presión arterial, frecuencia cardíaca o malestar respiratorio

Ideación o Intento Suicida

Sensación de desconexión con la realidad

 

La guía se sumará a las acciones de apoyo que se habilitaron en Mesa Técnica MINSAL de Salud Mental y Apoyo Psicosocial en la Gestión del Riesgo de Desastres,  que colocó a disposición de la red orientaciones generales, desde el día que se decretó Estado de Emergencia en el país.

Se trata de la Primera Ayuda Psicológica (PAP), consistente en una respuesta humanitaria de apoyo a otro ser humano que está expuesto a intensos estresores. Desde el 2018 se implementa un Plan Nacional de Capacitación en PAP, donde se cuenta con una red de respondedores de alrededor de 2.000 personas a lo largo del país, tanto del sector salud, de otros sectores del estado, y también de la sociedad civil.

Entre las recomendaciones realizadas estuvo: Provisión de Primera Ayuda Psicológica (PAP) a personas lesionadas que sean atendidas por la red de salud, así como a otras personas que presenten reacciones de angustia o requieran de asistencia práctica. Distribución de la Guía de Bolsillo de Primera Ayuda Psicológica al personal de todos los dispositivos de la red y organismos participantes de la mesa intersectorial, con especial énfasis en los Servicios de Urgencia.

Abrir chat