NUEVO TERMINAL HORTOFRUTÍCOLA GENERARÁ 1.000 EMPLEOS

Como una de las infraestructuras más modernas de su género en el país, calificó el Seremi de Economía Roger Cisterna el nuevo terminal hortofrutícola de Chillán, el cual entrará próximamente en operaciones como el principal canal de comercialización para micro, pequeños y medianos productores agrícolas, feriantes y comerciantes de la zona.
Este nuevo centro comercial se ubica aproximadamente un kilómetro al sur del actual terminal y significó una inversión total cercana a los $3.500 millones. Se levanta en un predio de 6 hectáreas, alcanzando los 14 mil metros cuadrados de infraestructura, donde se instalarán 80 locales, oficinas administrativas, cocinerías, baños y estacionamientos con 45 espacios para camiones y 150 para autos particulares, todo ello con tecnología de vanguardia.
Se estima que se transarán más de 60 mil toneladas de productos hortofrutícolas al año, produciéndose además una fuente de empleo para unas 1.000 personas, lo cual fue ampliamente valorado por la autoridad económica de la región, quien destacó el gran impacto económico y social que significará la puesta en marcha del nuevo terminal: “Este será un referente del avance que se está produciendo en nuestra región y una clara señal de que Ñuble está innovando para así cumplir con los lineamientos de nuestro Presidente Sebastián Piñera y mantener la economía en marcha» y «fortalecer el ritmo del crecimiento» de nuestro país, señaló Cisterna.
También destacó el empuje y constancia de la Sociedad Anónima Agro Chillán, propietaria del terminal, que se formó luego que un decreto municipal prohibió el ingreso al centro de los camiones abastecen de fruta y verdura a los comerciantes de la feria local. Ellos se plantearon hace 12 años la idea de tener un mejor lugar para desarrollar su trabajo y en 2014 adquirieron el terreno para la construcción, la cual está pronta a finalizar en estos días, mediante el método de la auto construcción, lo que les ha permitido abaratar significativamente los costos.
Entre todos aportaron un 25% del total requerido, en tanto el saldo fue cubierto por un crédito bancario, lo que revela la confianza que existe en el trabajo de estas personas, finalizó el Seremi de Economía.