DENUNCIA, CAMINO DE JUSTICIA. ALAN IBÁÑEZ GARCÍA COORDINADOR REGIONAL DE SEGURIDAD

La preocupación ciudadana por la seguridad, es sin duda uno de las áreas más sensibles, a la hora de las mediciones respecto a la aprobación de las diversas administraciones políticas en nuestro país. En nuestra región, el trabajo realizado desde la conformación del nuevo ordenamiento territorial administrativo ha sido incesante por abordar el fenómeno delictual, no solo desde la perspectiva de lo punitivo sino también, como es nuestra principal tarea, el de la prevención. En esta línea, las directrices generadas desde el gobierno a través de la Subsecretaría de Prevención del Delito, dan cuenta de la preocupación del presidente Sebastián Piñera por el tema.
Ñuble presenta hasta ahora, índices de baja victimización que nos ubican como una región que ha abordado de manera efectiva los diversos programas de prevención a lo que se suma la incorporación de nuevas y mejores tecnologías que dan cuenta por ejemplo de la pronta instalación de cámaras de seguridad en las 21 comunas de la región, las que contarán con un sistema similar y conectadas con el territorio. Esto es solo una muestra de esfuerzo de nuestro gobierno que se refleja en la reposición de 61 vehículos para carabineros (la más alta en la historia) por 1.700 millones de pesos, permitiendo hacer una labor más eficiente en especial en los sectores apartados, al incorporar camionetas 4X4. Lo anterior es solo una parte de lo realizado, a lo que se sumará la reposición de nuevos cuarteles tanto para carabineros como el diseño de un complejo regional para la PDI. El resultado debe quedar de manifiesto con más carabineros en la calle, un requerimiento ciudadano el que ha sido recogido por la actual administración.
El liderazgo generado desde la primera autoridad regional, queda de manifiesto donde el intendente Martín Arrau, ha coordinado en los comités policiales las dinámicas para estar en terreno, escuchando a los vecinos en las diversas rondas policiales tanto diurnas como nocturnas.
La mirada es amplia, objetiva por lo que no desconocemos que existen falencias que se están superando en el ámbito de la seguridad, ya que en este camino existieron muchas promesas que en definitiva no se cumplieron y las heredamos como un verdadero reto que nos exige redoblar los esfuerzos para traer tranquilidad a los vecinos.
Somos una región, que comparativamente con el resto del país muestra bajos índices delictuales. Los de mayor connotación son los robos a lugar habitado y el abigeato este último delito ha contado con especial atención en las provincias y el ejemplo más nítido es lo que se está haciendo en San Carlos, con la intervención de Carabineros, Municipio, Ministerio Público, Productores ganaderos y Gobernación de Punilla.
Ñuble, compromiso que trasciende, se expande desde los escritorios del aparato burocrático al terreno, donde nuestras autoridades así lo han demostrado, contacto directo, franco en donde la seguridad aparece como la preocupación más recurrente y la que por supuesto nos hacemos cargo.