GOBIERNO LOCAL PREPARADO ANTE LAS EMERGENCIAS EN LA REGIÓN DE ÑUBLE

Durante los últimos días nuestro país ha sido afectado por tres emergencias: el terremoto en Coquimbo, las inundaciones en el norte y los incendios en el sur.
Ante todas estas catástrofes, queremos que los vecinos de nuestra Región de Ñuble estén tranquilos porque si bien hemos sido afectados nuevamente por el fuego, estamos en todos los frentes evitando su propagación.

La trilogía de altas temperaturas, fuertes vientos y muy poca humedad, ha sido nuestra enemiga número uno. De hecho este fin de semana decretamos alerta roja para Quillón y Ránquil, emergencia que ya está superada, pero que consumió 23.9 hectáreas.

En Pinto se canceló la alerta roja por el incendio de la Reserva Ñuble que ha consumido más de 40 hectáreas, mientras que el resto de la región se encuentra en Alerta Temprana Preventiva por las condiciones ambientales favorables para la propagación de incendios forestales.

En nuestra Región de Ñuble, desde octubre a la fecha, hemos tenido 246 incendios forestales y 940 hectáreas han sido consumidas por las llamas. Cifra que está un 36% por debajo del verano anterior.

Es importante destacar el compromiso de nuestras autoridades en terreno, pues no solo ha habido un despliegue importante de nuestro Intendente, Seremis y autoridades regionales, así como también alcaldes, sino también de los ministros y el Presidente Sebastián Piñera quienes han recorrido las zonas afectadas en cada una de las catástrofes antes mencionadas.

Es importante destacar que el mismo hecho de estar en terreno, tal como lo ha instruido el Mandatario, ha sido favorable, pues el Intendente Martín Arrau este fin de semana recorrió las zonas afectadas y decretó oportunamente la alerta roja para liberar recursos y permitir que el incendio no avanzara, situación que dio los resultados esperados.

Por otra parte, Conaf a nivel nacional preveía un panorama complejo en materia de siniestros, por lo tanto se aumentó de $25 mil millones a $53 mil millones su presupuesto. Lo anterior es solo una de las señales más potentes que tiene nuestro gobierno: asegurar la vida de cada uno de los chilenos.

Esperamos que todos los vecinos de Ñuble valoren y cuiden cada una de las áreas verdes que tenemos en la zona, así como también sean los protagonistas del cambio de paradigma que estamos viviendo, con mayor consciencia ecológica y cuidado del entorno.

Nunca los esfuerzos son suficientes frente a la prevención. El mejor incendio es el que no ocurre. Por eso, hemos desarrollado un plan de acción que busca reforzar la labor en terreno y desplegar todos los medios en las comunas donde detectamos que hay mayor ocurrencia de siniestros, tal como nos ha pedido el Presidente Piñera. Más patrullaje, mayor monitoreo y más control de acceso.

En la Región de Ñuble seremos implacables en aplicar la ley si la investigación determina que hubo intencionalidad o participación de terceros. El 99% de los incendios forestales son provocados por las personas. Por eso el llamado es a cuidarnos entre todos y estar vigilantes ante sospechas”.

Asegurar la vida de todos los chilenos es la prioridad del gobierno en las emergencias que está viviendo el país.

Los más de $ 128 mil millones que se están destinando para paliar los efectos de estas emergencias estaban contemplados en el presupuesto del año 2019. La Conaf tenía previsto un año complicado en materia de siniestros y por eso se aumentó de $ 25 mil millones a $ 53 mil millones su presupuesto.