CONFIRMAN DOS CASOS DE HANTAVIRUS EN ÑUBLE

Los primeros dos casos de Hantavirus de 2019 en Ñuble fueron confirmados por el ISP, luego que dos personas de sexo femenino, de edades de 18 y 41 años, con residencia en San Pedro de La Paz, presentaron síntomas y fueron diagnosticadas con la enfermedad en el Hospital Regional de Concepción, donde se encuentran en la UCI, estables.
Marta Bravo, seremi de Salud, detalló que las mujeres están asociadas a factores de riesgo, luego que entre el 30 de diciembre y 1 de enero pasado, realizaron actividades de camping en la comuna de Yungay.
“Tras confirmarse estos casos, inmediatamente dispusimos de una investigación epidemiológica ambiental, la que determinó alta presencia de quila – alimento del ratón colilargo – en los perímetros que fueron visitados por las pacientes. Ellas concurrieron al campin ‘El Mirador’ de Yungay, el cual no se encuentra autorizado, por lo que se inició un sumario sanitario en contra del propietario a cargo del recinto, el cual quedó con prohibición de funcionamiento por no contar con condiciones sanitarias mínimas”, explicó Bravo, en alusión al camping ubicado a unos 5 km al sur del radio urbano de Yungay, camino a Huepil, en la ribera del río Cholguán.
Además, se solicitó que las zonas de riesgo queden libres de tránsito de personas; se realizó control de foco, correspondiente a educación sanitaria a quienes se encontraban en el recinto; así como el seguimiento a todos los posibles contactos y expuestos, lo que se extiende por un período de seis semanas.
A igual semana epidemiológica de 2018, no se habían registrado casos en Ñuble, terminando el año pasado con 4 casos, sin fallecidos. Desde 2015 no se registran víctimas fatales por Hantavirus, en Ñuble.
“Hemos sido reiterativos en señalar que solo se debe concurrir a camping autorizados y extremar las medidas de precaución. Se han implementado varias estrategias preventivas, a través de la Mesa Regional Intersectorial de Hantavirus se ha capacitado a personal del Ejército, al igual que a grupos de scout, se han realizado tareas de educación en zonas de riesgo, y junto con ello, hemos reforzado la campaña nacional de prevención”, acotó Bravo.
El Hantavirus es una enfermedad de origen viral, que se transmite al ser humano desde el roedor silvestre Oligorizomys longicaudatus (ratón de cola larga, autóctono) cuando éste es el portador del virus.
La transmisión más común se produce a través de la inhalación de aerosoles producidos a partir de la orina de roedores contagiados. El mayor riesgo lo tienen las personas que viven en sectores rurales, poco intervenidos por el hombre, igual que personas que por actividades recreacionales van a esos lugares.
RECOMENDACIONES
Interior de viviendas
Sellar con materiales resistentes (acero, cemento, etc.) todas las aberturas de más de 0,5 centímetros por donde pueden ingresar roedores.

Eliminación de elementos en desuso, que puedan servir como refugio a los roedores.

Realizar una buena disposición de basura, en contenedores resistentes cerrados con tapa y de no disponer de un servicio de retiro de residuos, enterrarlos diariamente lejos de la casa y con una profundidad no menor a 60 cm.

Mantener alimentos almacenados en envases herméticos para evitar atraer roedores.

Mantenga los alimentos, incluidos los de mascotas, fuera del alcance de los roedores, lavando en forma inmediata lo utilizado y disponiendo los residuos correctamente en contenedores de basura con tapa.

Elimine los alimentos contaminados con fecas o que tengan señas de haber sido roídos por roedores.

Previo al ingreso de lugares que han permanecido cerrados, se recomienda ventilar por 30 minutos, abriendo puertas y ventanas. Antes de ingresar proteger las vías respiratorias y rociar con solución de agua con cioro (1 parte de cloro domestico por 9 partes de agua) para evitar la formación de aerosoles.

Exterior de viviendas
Mantener despejado, limpio y libre de elementos que sirvan de alimento o refugio para roedores todo el perímetro de la vivienda.

Desmalezar y mantener el pasto corto, en un perímetro de 30 metros alrededor de la vivienda. 7 días previos a esta acción. Al igual que al interior del domicilio, se debe disponer la basura en contenedores debidamente cerrados. Si no hay posibilidad de recolección de esta, se recomienda enterrarla diariamente en lugares alejados de la vivienda y cubiertos a lo menos por 60 centimetros detierra,

Mantener protegidas las fuentes de abastecimiento de agua.

Mantener bodegas (granos, leña, paja, herramientas, etc.), a no menos de 30 metros dela vivienda y bien ventiladas y ordenadas sin aberturas que puedan permitir el ingreso de roedores.

Consumir frutas y verduras previamente lavadas con agua potable o potabilizada.

Si encuentra roedores, heces fecales o alimentos roídos o contaminados por roedores, no los manipule, rocíelos con cloro sin diluir y luego de esperar 5 minutos proteja sus manos y póngalos en una bolsa de plástico, ciérrela y luego introdúzcala en una segunda bolsa, ciérrela y dispóngala en su contenedor de residuos domiciliarios habitual, resguardando que este tenga tapa. En el caso que no cuente con recolección domiciliaria de basura entiérrelo en pozos de más de 60 cm. de profundidad alejado de la vivienda. Posteriormente lave bien sus manos con agua y jabón.
No manipule, alimente, ni traslade roedores que encuentre en su hogar o alrededores.

En el campo y en el camping
Transitar por senderos o caminos habilitados. No internarse en lugares con vegetación abundante.
Evitar recolectar frutas silvestres o leña.
Acampar en lugares abiertos, donde no existan evidencias de roedores. Siempre ira camping autorizados.

Utilizar carpas con piso y enteramente selladas. Limpiar el área donde se desea acampar.

En los lugares de trabajo

Mantener medidas de control de roedores dentro de faenas de riesgo.

Utilizar los elementos de protección personal adecuados, como mascarillas N100 y antiparras, los que deben ser entregados por el empleador,

En actividades de desmalezamiento, corte o tala, limpieza de canales o pastizales en lugares abiertos utilice su ropa habitual de trabajo: guantes de goma, overol, botas o zapatos de seguridad. Lave sus manos con guantes puestos en solución desinfectante y después lave sus manos con abundante agua y jabón.