SOBREVIVIENTE DE HANTA: “LOS EQUIPOS DE SALUD HICIERON UN MUY BUEN TRABAJO”

“Los equipos médicos de los hospitales de Chillán y Las Higueras de Talcahuano, fueron altamente profesionales y diligentes para que mi contagio no tuviera consecuencias más graves, logrando recuperarme de esta peligrosa y letal enfermedad. Además la SEREMI de Salud actuó muy rápido en la investigación”. Con esas palabras describió Cecilia Aguilera (66) su experiencia tras haber sido en 2018, el último caso confirmado de Hantavirus en la Región de Ñuble, territorio en el que no se registran fallecimientos por esta enfermedad desde 2015.

“La disminución de la letalidad se relaciona con la activación de un protocolo que instruye sobre la derivación inmediata de pacientes altamente sospechosos o confirmados con la enfermedad, a hospitales de alta complejidad que posean ECMO (oxigenación extracorpórea), lo que aumenta las probabilidades de sobrevida en un 66%”, precisó Bravo.

Al igual que en el caso de Aguilera, quien fue visitada por la seremi de Salud en su hogar del sector El Naranjal de la comuna de San Nicolás, en otros casos ha existido un diagnóstico precoz de Hantavirus para una derivación oportuna al Hospital Guillermo Grant Benavente y Hospital las Higueras, que cuentan con este equipamiento, “siendo nuestros establecimientos de referencia más cercanos y que debido a un acotado tiempo de traslado, es posible otorgar oportunamente soporte vital a quien lo requiera”, agregó Bravo.

En tanto, el sector El Naranjal u otros, podrían ser incluidos en una captura de roedores programada en el mediano plazo por científicos de la U. de Valparaíso “con el objetivo de monitorear el tipo de roedores existentes en nuestra zona, por lo que tendrán nuestro apoyo logístico-ambiental”, apuntó Jorge González, encargado de la Unidad de Zoonosis de la SEREMI de Salud.

Medidas de Prevención

“Después de ventilar, hay que rociar el suelo y superficies con agua y cloro, para luego barrer y limpiar. Además, hay que mantener los alimentos y agua fuera del alcance de los roedores, almacenándolos en envases herméticos; y mantener el exterior de las viviendas y bodegas, libres de maleza y basura”, explicó Bravo. Otra recomendación es sellar y desratizar bodegas, y mantenerlas ventiladas y ordenadas, sin materiales de desecho.

Asimismo, a los veraneantes, se les insta a elegir campings habilitados, limpios y libres de matorrales y pastizales, además de usar carpas con piso, cierre y sin agujeros.
“No hay que dejar ollas o utensilios al alcance de los ratones, y hay que guardar los alimentos en envases resistentes con tapa. El llamado en los sectores cordilleranos y de la costa interior es a caminar solo por senderos habilitados”, afirmó Bravo.

En los campings, también hay que mantener la basura en recipientes cerrados y, si es necesario, enterrarla a una profundidad superior a los 50 centímetros; no recolectar frutos silvestres que crecen a ras de suelo, arbustos bajos o frutos caídos, recolectar leña en lugares ventilados, no usar establos o bodegas como refugio, entre otras acciones preventivas