SEREMI DE SALUD INTENSIFICARÁ FISCALIZACIONES A PISCINAS EN ÑUBLE

La seremi de Salud, Marta Bravo, informó que durante este mes y todo el período estival, se intensificarán las fiscalizaciones a recintos con piscinas, vigilando el cumplimiento del Reglamento de Piscinas de Uso Público, DS 209/2002.

“Esta normativa determina las condiciones mínimas de higiene y seguridad que deben cumplir estos recintos de esparcimiento, principalmente, las piscinas de uso general, a las que se ingresa cancelando una entrada, están sujetas a vigilancia permanente, antes y durante su funcionamiento, así como las de uso público restringido”, explica Bravo, agregando que en la Región de Ñuble están autorizadas 26 piscinas de uso público general; y 38 de uso restringido (hoteles, condominios, instituciones).

La presentación general del establecimiento y las instalaciones sanitarias para el público: servicios higiénicos y camarines, son parte de los aspectos fiscalizados. “Además debe existir idoneidad del personal de salvataje y primeros auxilios, sistemas de purificación y desinfección del agua de las piletas y de consumo humano, además de sistemas de disposición de residuos y de disposición de aguas servidas”, agrega Mario Jara, fiscalizador de la Unidad de Saneamiento Básico de la SEREMI de Salud Ñuble.

Los recintos tienen que contar con permiso sanitario, y cumplir con características físicas de las piletas, tales como: marcas de profundidad, transparencia del agua, existencia de superficies antideslizantes, calidad del agua, representada por la cantidad de cloro existente en ella.

Para la efectiva fiscalización sanitaria, las piscinas de temporada tienen que hacer llegar a la SEREMI de Salud, previo al inicio de cada nuevo período, la siguiente información: identificación de administrador responsable y suplente; salvavidas; personal de primeros auxilios y sus estudios correspondientes; horario de funcionamiento; inicio y termino de temporada, libro de registro foliado correspondiente al período de funcionamiento inmediatamente anterior; y uno similar para la nueva temporada, el que deberá ser timbrado por la autoridad sanitaria