DIPUTADO SANHUEZA DEFIENDE PROYECTO SENAME Y CONSIGUE APROBACIÓN DE LA CÁMARA

Como parlamentario informante de la Comisión Familia, Sanhueza sostuvo durante su intervención que “es inexplicable que se limite la acción de todos los centros del país por vulneraciones reprochables ocurridas sólo en algunos de ellos”.

Como “una gran noticia, que permitirá mejorar la calidad de vida de los niños en situación de vulnerabilidad”, calificó el diputado de la UDI Gustavo Sanhueza la aprobación en la Cámara Baja del proyecto que busca perfeccionar el Sistema de Atención a la Niñez y Adolescencia, a través de la red de colaboradores del Servicio Nacional de Menores (Sename).

La iniciativa del Ejecutivo, que además propone un cambio en el régimen de subvención, aumentando el aporte basal en un 25% de las subvenciones que reciben las organizaciones dependientes del Sename, había sido ampliamente discutida por las comisiones de Constitución, Legislación y Justicia y Hacienda, recibiendo reparos en la Comisión Familia.

“Resultaba paradojal que la Comisión de Familia fuese la única que se opuso al aumento de la subvención. Es inexplicable que se limite la acción de todos los centros del país por vulneraciones reprochables ocurridas en algunos de ellos”, dijo Sanhueza durante su presentación en el pleno de la Cámara.

Según el parlamentario, el proyecto establece como principio de acción del Sename y sus organismos colaboradores acreditados, la administración transparente, eficiente, eficaz e idónea de los recursos fiscales, lo que permitirá evaluar el impacto real de la subvención en la calidad de vida de los niños, niñas y adolescentes.

“Se incorporan criterios de evaluación objetivos de los convenios vigentes; se faculta al Sename para que actúe frente al incumplimiento de las obligaciones; y se refuerza la facultad de poner término anticipado a los convenios, en caso del incumplimiento de dichas instrucciones. Por lo tanto, el aumento de la subvención tendrá como contrapartida mecanismos de control adecuados”, dijo.

El legislador manifestó que “estamos dando un paso sustancial para alcanzar un trato digno a los niños, niñas y adolescentes, con asistencia oportuna en prestaciones de educación, salud, y la intervención necesaria para la restitución de sus derechos fundamentales”.

El proyecto de ley fue aprobado por 101 votos a favor, 27 en contra y cinco abstenciones, siendo despechado el Senado de la República.