COMUNA DE CABRERO RECLAMACIONES POR PLANTA DE FECAS HUMANAS

Por expresa disposición del alcalde Mario Gierke, la Municipalidad de Cabrero apoyó la presentación de once recursos de reclamación por la aprobación del proyecto de ampliación de la planta de procesamiento de fecas humanas. La documentación fue preparada con la ayuda legal de un abogado ambientalista y las carpetas fueron ingresadas este jueves en la secretaría ejecutiva del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), ubicada en Santiago.
El alcalde expresó su esperanza de que el Servicio a nivel nacional acoja estos planteamientos, porque están bien fundamentados. Dijo que está el precedente de que en un anterior proyecto, similar a este, rechazó el procedimiento y ordenó retrotraer la tramitación. La empresa Biodiversa, filial de Essbío, no insistió, retiró ese proyecto y presentó otro nuevo, modificando el anterior.
Recordó que pese a la amplia movilización comunitaria y contactos con autoridades de todo nivel, en las cuales el Municipio tomó parte activa, por siete votos a favor y tres en contra, la Comisión de Medio Ambiente de la región del Biobío aprobó la ampliación de la planta. Los votos en contra del proyecto corrieron por cuenta de los seremis de Agricultura y Desarrollo Social y del intendente del Biobío, Jorge Ulloa.
Expresó, el Municipio se abocó a esta nueva fase, que corresponde, de acuerdo a la normativa legal, con los recursos de reclamación. Puntualizó que, de acuerdo a la ley, el Municipio está impedido de reclamar, porque es una de las instituciones públicas informantes, aunque esté en contra de esta iniciativa. Pero sí ayudó a elaborar y entregar estas reclamaciones. Indicó que confía en que sea acogido uno o varios de estos recursos, añadiendo que si no ocurre, queda todavía una instancia, que es acudir al Tribunal Ambiental de Valdivia.
El alcalde Gierke aseguró que “la lucha de la comunidad de Cabrero no ha terminado, porque no queremos ser la letrina de la Región. Aún hay opciones y tenemos puertas que golpear y las vamos a golpear, no nos vamos a quedar solo con esa decisión regional”. Recordó que el 2016, la misma Comisión aprobó el proyecto de una termoeléctrica que se quiso instalar en la ciudad de Cabrero y acudimos a otras instancias del Estado y logramos que el proyecto se bajara y no se construyera”.
Los vecinos se oponen a esta ampliación y, aunque aceptan la actual planta, que procesa fecas de nueve comunas, consideran que recibir más del triple de la cantidad de lodos y de comunas de origen generará impactos negativos a la comuna, tanto medioambientales, como económicos.